[Análisis] Splatoon

Splatoon_logo

Splatoon ya lleva entre nosotros 1 semana y si no sabes nada él no sería porque Nintendo no se ha empeñado en publicitarlo por redes y webs de tal manera que llegaba a resultar incluso agobiante. Nintendo se ha embarcado en una nueva IP de calado por primera vez en mucho tiempo y en un género en el que muy pocas veces se había atrevido a entrar. No es la primera vez que se dice sobre Nintendo que no apuesta por los géneros que mandan actualmente en el mercado y que pone todo su empeño y esfuerzo en los minoritarios. Y Splatoon es un intento por llegar a la masa que mueve el mundo de los videojuegos, los juegos de acción multijugador. Pero una cosa está clara, Nintendo es muy especial para lo bueno y para lo malo, y no iban a hacer un shooter al uso, tenían que darle un giro de tuerca.

Revolucionando el género de los Shooter

Secuencia 01_1

En Splatoon nos enfrentamos equipos de cuatro para cuatro donde nuestra meta principal es rellenar de pintura la mayor parte posible del mapa donde combatimos. La simetría entre ambos lados del mapa es casi total y no requiere de mucho tiempo decidir por donde empezar a pintar. Además las partidas tampoco se dan para ello. 3 minutos para declarar un ganador pero 3 minutos sin pausa donde hasta los últimos instantes tienen relevancia para darle la victoria a tu equipo. No es la primera partida que se resuelve por 1% de diferencia de terreno pintado. Esta brevedad unida a la intensidad de las partidas y al no parar constante hacen de Splatoon un juego muy vibrante y divertido. Es el típico juego donde siempre tienes la sensación de: una más y me voy. Pero que es una más se acaban convirtiendo en 5 o 6 sin darte cuenta.

Cuando uno se adentra en cualquier exponente de los shooter lo primero que piensa es en tener un balance positivo de bajas/muertes. Es decir, llegar a ser por un lado una auténtica máquina de matar, capaz de arrasar a tus enemigos y por otro lado tener la capacidad de huir y esconderte en la sombra como un ninja aplicado. Pero en Splatoon esto es lo de menos. De nada sirve parapetarte en una posición y dedicarte a campear para acabar con la vida de los despistados que pasen por tu lado. A ver, que se me entienda, matar es importante, porque los rivales una vez eliminados deben esperar para reaparecer y con su muerte dejan un rastro de tinta parecido a lo que ocurriría si metes a tu hamster en el microondas. Pero lo que es importante de veras es pintar, pintar y seguir pintando. Este detalle hace que jugadores menos habilidosos sean importantes para el equipo aunque en el cara a cara palidezcan. Evitar el enfrentamiento, esconderte y mientras tanto pintar todo lo que se te ponga a tu paso, es tanto o más importante.

Para tal operación Splatoon ofrece una variedad enorme de armas tanto principales como secundarias además de las especiales. Si no encuentras un equipo que se te amolde a tus necesidades es porque no has buscado bien. Ametralladoras con diferentes tipos de cadencias y rangos, tornados, rifles, los queridos rodillos, granadas, minas… Todo un arsenal con el que conseguir la ansiada victoria. Las habilidades inherentes a los inklings, los protagonistas del juego, también son importantísimas. Poder bucear por la tinta -siempre la de tu color- le da un nuevo nivel de interacción al movimiento por los mapas, desde escalar paredes a atravesar rejas. Y no solo eso porque mientras estemos en ese estado nos moveremos a una velocidad mayor que a pie y podemos saltar distancias inalcanzables para nuestra forma “humana”.

Potencia tus habilidades con nuevos trapitos

splatoon tienda

Otro de los elementos más llamativos del juego y del que hace gala Splatoon; es la personalización de los personajes. Splatoon es un compendio de las vestimentas más hipster-modernillas que te puedas echar en cara y que se complementa muy bien con ese rollo desenfadado que pretende mostrar el juego. De esta personalización dependen directamente las ventajas/habilidades que nos van a ayudar una vez metidos en la batalla de pintura.

Cada prenda viene con una habilidad desbloqueada de serie y otras tantas, el número depende de la clase, que se desbloquean consiguiendo experiencia y que son aleatorias. Más velocidad, más daño, invisibilidad durante el salto en forma calamar… La combinación de habilidades tiene millones de posibilidades. No solo es comprar la ropa que más te guste sino que también hay que tener en cuenta si las características van con tu tipo de juego o no.

Splatoon: Un juego online que no descuida el monojugador

Splatoon-Campaign-700x350

No sería el primer juego que se dedicara exclusivamente al modo multijugador online y dejara de lado cualquier acercamiento a la campaña para un solo jugador. Pero aquí se nota el clasicismo de Nintendo que no siempre es una mala característica. A parte del modo multi, que no lo voy a negar, es el gran modo de Splatoon, también tenemos un modo campaña con ideas muy buenas y que no se queda en un simple acompañamiento. Este modo es capaz de brillar con luz propia y desmarcarse del multijugador aún teniendo como base las mismas mecánicas. La campaña funciona muy bien como complemento al online. Cuando estés estresado de tanta competición, te metes en la campaña que tiene un planteamiento más pausado, te relajas y disfrutas.

Para acceder a dicho modo, tenemos que meternos por una alcantarilla custodiada por el Capitán Jibión en Cromópolis -la zona principal que funciona a modo de nexo entre todos lo apartados del juego-. Una vez introducidos en dicha alcantarilla, el Capitán nos cuenta que una serie de pulpos malvados han robado al gran siluro y quieren apoderarse del mundo como ya habían intentando años atrás. Nuestro deber es evitarlo a toda costa a través de una serie de pantallas ubicadas en 5 zonas/mundos con sus jefes finales incluidos. Estos jefes finales sin duda son de lo mejor del juego y muestran el buen hacer de Nintendo en este sentido. Pero antes de llegar a ese momento épico nos toca ir descubriendo las entradas a cada fase y salir airoso de cada una de ellas. En este modo el componente plataformero coge peso y comparte importancia con los disparos de pintura para acabar con los maquiavélicos pulpos. Tanto es así que en estas fases aparecen elementos que durante las partidas multijugador no se pueden ver y que estoy deseando que aparezcan en futuros mapas. ¿A qué me refiero? Pues esponjas que crecen al absorber tu pintura y encogen con la de los enemigos, torretas lanzamisiles, hilos por los que movernos en modo calamar… Son ideas muy chulas que dan valor a la campaña.

Nintendo adopta la estrategia “Early Access”

Secuencia 01_2

Pues sí. El minititular que he elegido para este apartado es muy claro. Splatoon ha salido a la venta como un juego a medio hacer, a medio cocinar. En el momento que escribo estas líneas, el juego cuenta únicamente con 6 mapas donde se desarrollan las partidas y hace bien poco que se ha desbloqueado el modo competitivo, un modo más frenético que el amistoso donde nuestra meta es aguantar durante el mayor tiempo posible con una zona intermedia pintada con los colores de nuestro equipo. Splatoon de salida es un juego con un contenido muy, muy escaso. Afortunadamente, esto no se quedará así para los restos y desde Nintendo prometieron -se pudo ver en el Splatoon Direct- ir ampliando el juego a lo largo del tiempo y de manera totalmente gratuita.

Uno de los futuros añadidos más demandados, y que se presupone que llegará en Agosto, es la posibilidad de hacer grupos con tus amigos. Porque en un juego donde dependes tanto de lo que haga el resto de tu equipo es esencial preparar estrategias y definir roles para ganar la partida. Aunque Nintendo parece que no piensa lo mismo. No hay más que ver como han eliminado cualquier posibilidad de ver un chat de voz. Una decisión injustificable a estas alturas y que no obliga a acudir a programas externos para poder contactar rápidamente con los miembros de nuestro equipo.

Además, llegarán nuevas armas. NZap fue la elegida para aparecer en el primer bloque de contenido. Pero más adelante, también habrá nuevos tipos de armas como es el caso de la brocha. La idea es que cada vez tengamos más posibilidades de juego y opciones entra las que elegir. Que no haya 2 personajes iguales.

 

Splatoon es un juego con muy buenas ideas y divertido a rabiar. El tiempo se te pasa volando mientras juegas y es muy fácil aprender los movimientos básicos que se requieren para ser competitivo en una partida. El problema es que el juego no estará completo hasta dentro de unos meses y es fácil que si lo coges con mucho ímpetu a estas alturas, acabes agotado en muy poco tiempo. De todas formas, al precio al que se puede encontrar y por ver como es un shooter en el mundo Nintendo, merece la pena. Los aciertos pesan más que los defectos y hacen de Splatoon un juego totalmente recomendable.

Comparte hijo de koopaTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. junio 10, 2015

    […] ya dije en mi análisis de Splatoon. El juego venía de serie con muy poco contenido pero se iría arreglando a lo largo del tiempo. Y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *