[Opinión] Azure Striker Gunvolt

gunvolt logo

Megaman y Zero. Una pareja inseparable que durante muchos años no pararon de dar guerra y hacernos disfrutar como enanos. Lamentablemente, cierto día en las oficinas de Capcom se decidió enterrar a estos dos personajes y, por lo tanto, sus sagas, para dejar paso a otras creaciones con mayor o menor fortuna. Pero el cariño que se le tenía a estos dos héroes era tal, que gracias al apoyo de los fans y las ganas de revivirlos de sus creadores, renacieron de sus cenizas aunque con un aspecto un tanto diferente -alguien ha dicho Doctor Who- Mighty no.9 y Azure Striker Gunvolt.

Azure Striker Gunvolt nace con las pilas cargadas

gunvolt 1

Cuando algo se te da bien, mejor seguir profundizando en ello. Eso es lo que ha hecho Inti Creates con Gunvolt. Conocidos de sobra por ser los padres de la saga Megaman ZX y los encargados de la novena y décima entrega de los Megaman clásicos; vuelven a la carga con uno de esos juegos de aventuras y acción que tanto nos gustan.

Los talluditos en este tipo de juegos se encontrarán rápidamente sacándole todo el partido posible a las habilidades del señor Gunvolt: doble salto, dash, disparos… no es nada nuevo que no conozcamos pero sigue funcionando a las mil maravillas. Y tampoco les sorprenderá el esquema que sigue para elegir fases y los respectivos jefes finales con sus llamativos ataques finales. La diferencia más notoria es el uso de la electricidad, poder principal de Gunvolt. En realidad los disparos sirven de más bien poco para acabar con los enemigos. Tienen la función de marcar a los enemigos para poder hacerles más daño con nuestro poder eléctrico. La electricidad nos permite atacar, flotar e incluso minimizar el daño que recibimos aunque tenemos que estar atentos a la barra de carga porque en caso de que llegue a cero y la saturemos, tardará un rato en cargarse de nuevo. Pero lo mejor de todo, es que es un poder muy divertido de usar.

gunvolt 2

Esa la razón por la que para los que son amantes del género, terminarán el juego sin mayor problema y no tendrán ni que sudar. Pero tranquilidad, para compensar ese bajón de dificultad respecto a otros juegos del género, Gunvolt ofrece variantes a la hora de jugar para autoimponernos un handicap. Una serie de logros que nos obliga a pasarnos la pantalla con ciertas condiciones y que se nos recompensará con objetos varios. Digamos que el funcionamiento es similar a las ya famosas calaveras de la saga Halo.

¿Y para qué sirven esos objetos que recibimos? Gunvolt no recibe habilidades tras vencer a los jefes como ocurría en la serie Megaman. Para tener nuevos trucos con los que hacer frente a los desafíos que se nos ponen por delante, debemos subir de nivel para obtener ataques finales o de curación; y crear equipo a partir de materiales que conseguiremos en los bonus al final de cada fase y con los ya mencionados desafíos. Estos matices RPG le dan una nueva dimensión al género e incentiva a rejugar las fases para conseguir jugosos premios.

Historia y personajes que parecen sacados de un anime, de un anime malo.

gunvolt 3

Ha sido de las pocas veces en mi vida que me han dado ganas de pasar los diálogos a causa de lo lamentable de las situaciones y guión. Seguramente los que estén acostumbrados a una temática tan, tan japonesa no tengan mayor problema. Pero a mí se me hace cuesta arriba aguantar según que cosas. Haciendo un resumen rápido. Hay una serie de empresas energéticas japonesas muy malas que quieren tener bajo su mando a todo hombre con superpoderes para que no se interpongan en su plan para dominar el mundo, todo ello con Idols de por medio. Todo cliché que se os ocurra está presente.

De todos modos, el juego cumple en lo que tiene que cumplir, la jugabilidad. Y vuelvo a decir que yo no soy el público al que va dirigido esta trama. Por lo que es un inconveniente menor y que no afecta para nada a la hora de disfrutar del juego.

Mighty Gunvolt, un regalo que sirve como aperitivo

Si después de todo lo dicho hasta ahora aún hubiera dudas sobre si comprar el juego o no. Hay otra razón más por la que hacerlo. Con la compra de Azure Striker Gunvolt viene de regalo un crossover entre el propio Gunvolt y el sucesor espiritual de Megaman también desarrollado por Inti Creats, Mighty no.9.

Mighty Gunvolt es una suerte de Megaman clásico, pero clásico en todos los sentidos, desde el diseño 8 bitero hasta la música. Y las mecánicas también son las mismas. En este caso tenemos 3 personajes a los que elegir con ciertas diferencias entre sí con los que avanzar a lo largo de las 6 fases que trae este minijuego. Lamentablemente la lacra de los DLCs ha llegado hasta a títulos de menor importancia como es el caso y si se tiene interes, se pueden descargar otras 4 fases más previo pago.

Como en el caso de Azure Striker, la dificultad en este título está muy rebajada respecto a sus “padres”. Los pinchos no te matan directamente, los patrones de los jefes son muy predecibles y los objetos para recuperar energía aparecen sin buscar demasiado. Los tiempos en los que sufrir cada salto, memorizar cada punto donde aparece un enemigo y sudar la gota gorda han pasado.

Sin extenderme mucho más. Gunvolt es un juego fácil de empezar a jugar pero difícil de dominar. Mientras que pasarse el juego es relativamente sencillo, llegar a dominarlo es una cosa muy distinta. La rejugabilidad es un punto importantísimo en Gunvolt. Alcanzar una buena puntuación -lo que se traduce en más “tickets” para los bonus- es una tarea muy complicada y en el que buena parte de ello, viene de pasarse la fase sin recibir  daño y en el menor tiempo posible. Quien eche de menos las aventuras de Megaman y cía. debería comprar Azure Striker Gunvolt sin dudarlo. Además a lo largo de este año saldrá la segunda parte, por lo que con un poco de suerte, mejorará aún más lo visto en la entrega inicial y se convertirá en un auténtico “must have” dentro del catálogo de la eShop.

Comparte hijo de koopaTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *