[Opinión] GPD Q88+/Q89

 

gpd opinion

Las consolas basadas en el Sistema Operativo Android, del que es propietario Google, ya son una realidad. Más bien lo llevan siendo desde hace tiempo. Se abrió la veda con Ouya, proyecto financiado mediante Kickstarter, y desde entonces ha sido un no parar en el que no faltan grandes compañías apuntándose al carro como NVIDIA con su NVIDIA Shield.

Los juegos disponibles en la PlayStore cada vez son más. Una tienda online en la que tienen cabida tanto juegos más simples, en los que con solo un par de movimientos en la pantalla táctil se desarrollan todas las mecánicas, como juegos serios orientados a los que llevamos en esto todo la vida: Bard´s Tale, GTA Vice City o Dragon Quest VIII. El problema que tienen estos últimos es que la ausencia de botones, lastran enormemente el control original. El feedback que devuelve la pantalla táctil no tiene nada que ver con el de un buen pad. Esa es la razón de ser de estas consolas.

Y hoy toca hablar de una rama de las consolas android que a mi personalmente me llaman mucho más que cualquier aparato android de “sobremesa”, las portátiles android o lo que es lo mismo, tablets con botones.

Sé que soy un caso extraño. Pero cada vez me llaman más las portátiles y prefiero tenerlas como plataformas de juego principales antes incluso que cualquier sobremesa. Como fan de los JRPGs, poder estar con atención mínima mientras tienes cualquier programa en la TV en esos momentos, muy habituales, en los que tenemos que hacer frente a cientos de peleas para subir de nivel -Dragon Quest VI ¡Yo te maldigo!- no tiene precio. Pero esa es solo una de las ventajas que les encuentro.

Proceso de compra de la GPD Q89

Screenshot_2015-03-19-06-51-13

 

Cuando supe de varias empresas chinas que se dedican a fabricar este tipo de plataformas basadas en android a precios muy competitivos, no me lo pensé. Y tras mucho comparar, meditar y valorar pros y contras; me decidí por la Q88+, ahora renombrada Q89 por el añadido de una batería superior, de la empresa GPD.

He de decir que la odisea hasta que llegó la susodicha portátil a mis manos fue importante. Pese a que existe una tienda española que ofrece mejor servicio de atención al cliente, me arriesgué pidiéndola a la empresa líder en venta de este tipo de aparatos con sede en china, Willgoo. No sin antes hacer caso omiso a una serie de comentarios en foros no muy positivos. Todo para ahorrarme alrededor de 30 euros. Unos 87 euros en Willgoo por los 115 de Zococity. Tras una serie de emails solicitando que me mandaran el número de seguimiento del envío, en los que me contestaron un poco lo que quisieron -se ve que no dominan demasiado el inglés- y 5 largos días de preparación del envío; solo quedaba esperar un par de semanas para que aterrizará en España a través de Singpost.

2 semanas después…

Y voila! La consola ya estaba en mi casa lista para darle un uso intensivo. Eso sí, no sin antes sufrir un susto inmenso. Después de las primeras horas de uso y dejarla en reposo para retomar más adelante el vicio, la consola se pasó día y medio sin encender. Se ve que necesitaba una buena carga tras el reposo durante su viaje. Desde este mismo momento recomiendo usar el cargador oficial pese a la mala pinta que tiene, parece sacado de los años 60. Tengo constancia de que a gente le mandan el cargador europeo -como debe ser- pero a mí me tocó un conector americano junto a ese adaptador que tanta confianza ofrece.

cargador

En caso de no fiarnos de ese “maravilloso” adaptador, podemos usar un cargador que ofrezca el mismo amperaje. Aprovecho para contar que una de las bondades de esta consola respecto a otras plataformas similares como la JXD 7800b, es que el puerto de carga usa la conexión típica de los móviles. Cualquier cable microUSB que tengamos por casa de nuestro smartphone, nos servirá para salir de un aprieto.

La GPD Q89 como máquina de juego.

Screenshot_2015-03-19-08-34-06

Estas máquinas se venden como plataformas de juego. Eso hay que tenerlo en cuenta pero aún así son totalmente funcionales como Tablet. Este dispositivo en concreto lleva en sus tripas un Quad Core a 1,6GHz y 1 GB de RAM que da como resultado una experiencia muy fluida. Y que su pantalla de 7”, pese a no llegar a las resoluciones de tablets de alta gama, cuenta con un panel IPS y 1024×600 de resolución que no da motivos para quejarse. Pero como ya digo, esto son productos que se venden como consolas y esa fue la razón principal por la que un servidor decidió hacerse con una. Y de momento, no puedo estar más contento con su compra.

Quería convertir la GPD Q89 en mi biblioteca de juegos retro particular, con el añadido de poder llevármela a cualquier lugar. Para tal fin, me hice con una tarjeta microSD de 32GB -soporta hasta 64GB- en la que introducir todas las Roms mientras que en la memoria interna de 8GB la dejaba para tener emuladores de todo tipo: Megadrive, Mame, Snes, PSX, ScummVM, Dreamcast… Una vez descargados y configurados los emuladores, era hora de viciar.

Screenshot_2015-03-19-07-30-39

Voy a ser claro en este punto. Pocos peros tiene esta portátil en el tema de emulación. Que Android esté tan arraigado en multitud de dispositivos y tener a grandes compañías detrás apoyándolo, consigue que los desarrollos en este Sistema Operativo avancen a una velocidad asombrosa. Casi cualquier consola clásica que imagines tiene su respectivo emulador y funcionan en su mayoría, sin ningún problema. Solo una consola se resiste parcialmente, sin contar Sega Saturn y sus ya conocidos problemas para emular su hardware. Hablo de N64. He probado varios emuladores pero los problemas de carga, glitches, framerate son habituales… De todos modos, hay varios juegos que con pequeños errores se dejan jugar y otros que funcionan sin problema. Es todo cosa de probar.

Respecto al resto de plataformas. Sorprende ver lo bien que funciona y se ve Dreamcast, incluso da menos problemas que N64, o comprobar que juegos puntuales de PSP pueden moverse con soltura. Hasta NDS tiene su hueco en esta máquina. En definitiva, de PSX para atrás funciona si no al 100% al 99%. Es un lujazo recordar juegos como Shatterhand, WonderBoy, Cadillac & Dinosaurs, Metal Gear… todo ello en la palma de la mano.

¿Qué tal la calidad de los componentes?

wiiu vs gpd q89

Todos conocemos los limitados controles de calidad chinos. Y por el precio que tiene esta máquina tampoco podemos ser muy exigentes. En este apartado la consola tiene luces y sombras. Empecemos por su mejor baza, la cruceta. Es prácticamente un calco de las consolas de SEGA. Cualquiera que haya probado el pad de una Megadrive o Sega Saturn, tendrá una sensación muy parecida con el que incluye esta portátil. Funciona realmente bien y se desenvuelve a la perfección en cualquier género. Los fans de los juegos de lucha están de enhorabuena.

Respecto a los botones, siguen el esquema básico actual: 4 Botones en cruz más los dos gatillos. Los XBYA funcionan bien aunque en un principio pueden llegar a resultar extraños. Tienen demasiado recorrido para mi gusto pero es todo cuestión de acostumbrarse. En cambio los gatillos son de clic -muy ruidosos por cierto- y los botones  R2 y L2 se sitúan al lado de los R1 y L1 en lugar de detrás, lo que los hacen de difícil acceso dado el tamaño de la consola. Yo soy de manos grandes y a pesar de eso, me cuesta usarlos de manera habitual y con soltura. Sobretodo se nota que esa no es la posición ideal cuando toca usar R1 y R2 a la vez. Pero esta disposición es debido al tamaño de la propia tablet. No da para más.

Por último están los sticks. Sin duda el peor de los apartados. En este caso se optó por copiar el stick de PSP parar no darle demasiado volúmen a la tablet y que fuera fácil de transportar. El stick de PSP, ya de por sí no es que fuera muy agradable de usar. Pero es que encima en este caso, los sticks de la GPD se quedan trabados en más de una ocasión y cuesta una barbaridad afinar con los movimientos. ¿Quiere decir que no se puede jugar con ellos? Ni mucho menos pero hay que tener en cuenta que será mas difícil que en su consola de origen. De todos modos, es posible que con el uso, acaben por acomodarse. Al menos, leí casos de usuarios en los que ocurrió.

Comprar una consola android ¿sí o no?

Quien sea un amante de los juegos retro y las portátiles a partes iguales, debería echarle un ojo al acabar de leer el artículo, sino es a la tablet que protagoniza la entrada, a uno de los muchos modelos que existen en el mercado. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes pero seguro que hay una que se amolda a las exigencias de cada usuario. Es una manera de recordar grandes obras de la historia de los videojuegos sin tener que estar atado a un televisor.

Comparte hijo de koopaTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *