[Opinión] Stella Glow

stella glow logo

Atlus y Sega haciéndose un hueco en 3DS

El año 2016 va camino de convertirse en el año jrpegero para 3DS. Comenzó el año con Final Fantasy Explorers, siguió con Legend of Legacy y Bravely Second; y hace escasas semanas salió el juego al que va dedicado este texto, Stella Glow. Ya no hablo de lo que va a venir en los próximos meses porque nos desharíamos de placer.

Stella Glow no sería un primer espada en ninguna quiniela del mundo y menos contra sagas con más renombre o con estudios más importantes detrás, pero de todo lo que llevamos de año, posiblemente sea el mejor juego lanzado para la portátil de Nintendo y no desentonaría en un top 10 de la consola. Imageepoch, Sega y Atlus han vuelto a hacer magia aunque Stella Glow se haya llevado por delante a los talentosos de Imageepoch. Una pena que un estudio con una batería de juegazos a sus espaldas termine su carrera por mucho que hayan dejado el mejor epitafio posible con Stella Glow.

La Visual Novel se mezcla con el RPG táctico

stella glow visual novel

Stella Glow tiene mucho de RPG táctico pero también bebe mucho de las novelas visuales japonesas. No me he parado a contar cuanto tiempo le he dedicado a las batallas y cuanto a leer e involucrarme en la historia pero no me sorprendería que estuvieran 50-50% o incluso que el porcentaje fuera más favorable a la lectura. Aquí ya aparece el primer punto por el que quizás no todo el mundo pueda tragar con el juego. Y es que pasamos mucho tiempo leyendo y que esté en inglés no ayuda a los menos duchos con el idioma de Shakespeare. No quiere decir que las batallas no tengan importancia, ni mucho menos; pero tampoco se puede decir que sea el núcleo principal del juego.

Stella Glow tiene dos partes muy diferenciadas: el tiempo libre y las misiones. Durante los momentos de tiempo libre nos podemos dedicar a varias cosas que afectan directamente a nuestras posibilidades de éxito en futuras batallas. Como si de un Persona se tratara, pasar tiempo con nuestros compañeros de batalla no solo nos deja conocer más a los personajes y su trasfondo sino que también nos permite crear vínculos con ellos para mejorar sus habilidades tanto individuales como de grupo. Cabe decir que habrá desde conversaciones más personales y emotivas, hasta la mayor de las “frikadas”. La típica unión entre el humor más exagerado y el drama más sentimentaloide que vuelve locos a los japoneses. Este es el elemento más importante en el que gastar nuestro tiempo libre -se mide por unidades- aunque no es la única opción. Igualmente, podemos acceder a realizar trabajos para ayudar a gente del pueblo, los cuales se nos remunerarán, o salir a explorar el mundo para obtener objetos. Todo ello mostrado a través de imágenes. Como en otros representantes del género, no hay un mapamundi por el que moverse libremente y toca cambiar de lugar a través de casillas. De hecho, no hay visos de objetos 3D hasta que nos metemos de lleno en las batallas. Como ya he dicho, leer ocupará la mayor parte del tiempo y la imaginación es nuestra única aliada para recrear las ciudades del reino de Lambert en nuestras cabezas.

stella glow free time

En cuanto a las misiones, lo primero a destacar es que no nos metemos directamente en las batallas. Antes debemos ir a la zona del mapamundi que toque, seguir leyendo texto para ver como se desarrolla la historia, y después ya sí, ¡A batallar! Como dato curioso -y que sirve de ayuda- se nos indicará antes de entrar a cada evento si habrá algún combate y en caso de haberlo, el nivel recomendado para hacer frente al desafío. Si por alguna casualidad se nos hiciera cuesta arriba la misión, cosa rara porque con los combates a los que nos obliga el propio juego son suficientes, durante nuestros viajes por el mapamundi aparecen enemigos para ayudarnos a subir de nivel.

Respecto a las batallas no hay una gran diferencia respecto a otros juegos similares. Escenarios dividos en casillas, turnos, distintas habilidades según el oficio y mucha estrategia. Stella Glow opta por definir los personajes desde un principio con su oficio y habilidades ya establecidas, nada de cambiar de clase como en Final Fantasy Tactics. La personalización de los personajes es mínima. Únicamente se nos deja cambiar la equipación y unos accesorios llamados orbes que brindan nuevas características a los personajes como ganar más experiencia, añadir daño elemental a un arma o resistir estados alterados. Aún así, Stella Glow es jugablemente impecable y no se le puede achacar nada como no se le echa nada en cara a Fire Emblem. Y que no os preocupe su dificultad porque no es un juego que penalice enormemente los errores, ni existe la “permadeath” o lo que es lo mismo “voy a reiniciar el combate de 30 minutos para no perder el personaje definitivamente”.

La mayor diferencia de Stella Glow con el resto radica en los personajes denominados Brujas. Son los personajes con más chicha y el pilar fundamental del guión del juego. Las Brujas son capaces de realizar ataques mágicos únicos así como ataques límite que afectan a todo el mapa ya sea mejorando las estadísticas del resto de personaje como afectando a los enemigos. En las Brujas también habrá que gastar nuestro tiempo libre para realizar una serie de eventos que desbloquearán nuevas canciones/habilidades para así descubrir su verdadero potencial.

La música nunca ha tenido tanta importancia en un juego

Nuestra aventura comienza con Alto, un joven con amnesia -algo nunca visto ¿verdad?- que se ve involucrado en un desastre en su pueblo a manos de la bruja de la catástrofe. A partir de este punto, el juego nos lleva por un viaje para buscar venganza, salvar al mundo y conocer al resto de brujas que habitan en el mundo. Mujeres las cuales son las únicas que pueden cantar y a las que esa habilidad les otorga poderes especiales que son de gran ayuda durante los combates. Pero para sacar todo su potencial necesitan la ayuda de Alto que funciona modo de “afinador”.  A parte de amnésico , Alto es es el elegido, uno entre miles, del que hablan las profecías…

Este inicio tan clásico acaba dejando paso a giros de guión, cambios de bando sorpresa, malinterpretaciones… Nada nuevo pero lo suficientemente interesante como para querer saber que ocurre a continuación y en el que la música acompaña de manera genial tanto como acompañamiento, valga la redundancia, como de eje principal.

Stella Glow nos permite viajar por su mundo durante varias decenas de horas. En una primera partida y sin pararse demasiado puede llevarnos entre 40-50 horas. Si encima se quieren ver los dos finales disponibles y los epílogos de cada personaje, la cifra aumenta considerablemente. Así que el valor rejugable de Stella Glow no debería ser un inconveniente.

 

Imageepoch ha hecho un magnífico trabajo con su última obra. Stella Glow tiene una historia interesante, es largo, los escenarios de batalla son de lo mejor del género, la música, sobretodo los temas de las brujas, rayan a muy buen nivel y jugablemente no se le puede poner pegas. Con todo eso ya sería suficiente como para recomendar la compra inmediata pero… Si no eres muy asiduo a leer y no dominas el inglés, deberías huir de él. Uno puede estar 30-45 minutos sin pisar un campo de batalla lo que es una clara declaración de intenciones y ya nos avisa del peso que se la ha dado al argumento. En caso contrario, tienes suerte porque Stella Glow es una gran sorpresa en este inicio de año 2016 y que será recordado como uno de los grandes juegos de la consola y un asiduo de las listas de recomendaciones.

Comparte hijo de koopaTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *