[Primeras Impresiones] Codename S.T.E.A.M

CODENAMESTEAMLOGO

El día que se presentó Codename S.T.E.A.M, lo primero que se me vino a la cabeza fue: ¡Dios, qué cosa más fea! Artísticamente no me gustaba ese tufo a comic/animación infantil americana. Además, de lo poco que se podía intuir en los vídeos, no es que esperara mucho más de lo que podía dar de sí jugablemente. Las expectativas no estaban muy altas precisamente. Por eso en cuanto supe que la demo estaba disponible, me fui raudo y veloz a descargarla.

Un par de horas después de haberla bajado y terminarla; pude entender un poco mejor como funciona el sistema de juego. Ya no lo veo tan caótico como en un principio. Y me alegro de haberle dado una oportunidad antes de dejar pasar un nuevo juego de estrategia de los creadores de Fire Emblem.

Codename S.T.E.A.M es un juego de estrategia por turnos, sí, pero con matices. Cada integrante del equipo cuenta con “unidades de vapor”, esas unidades delimitan el número de casillas por las que el personaje puede moverse. Pero el movimiento es totalmente libre por el escenario. Las casillas solo actúan como barreras invisibles para el personaje. Para limitar el movimiento. Un detalle que llama la atención es que si volvemos sobre nuestros pasos, recuperaremos las unidades, es como si nunca nos hubiéramos movido. Esto quizás da mucha ventaja al jugador al permitirle moverse por donde quiera observando y recogiendo objetos sin penalización. Para compensar esta ventaja, si recogemos un botiquín o recibimos un golpe, no habrá vuelta atrás. La acción se completa y nos toca seguir con el vapor restante si es que lo tuviéramos.

Movernos gasta vapor pero atacar también. Debemos pensar muy mucho si preferimos disparar desde una zona más alejada en la que podemos errar algún tiro, pero que nos permitiría escapar; o movernos una casilla y hacer un tiro más certero con el que poder acabar con el enemigo. Dependiendo de la situación nos vendrá mejor una u otra opción. Otra de las posibilidades que existen es guardarnos las unidades justas para atacar y acabar el turno. ¿Con qué fin? Pues esperar detrás de una cobertura a salvo de ataques y en caso de que un enemigo se nos acerque sin vernos, atacar con esa reserva automáticamente. Este “ataque defensivo” también puede utilizarlo los enemigos, así que, debemos tener cuidado de ponernos en su línea de visión.  Por eso el movimiento en tiempo real es tan importante en este juego.

Nuestro entorno también será importante en la toma de decisiones. Hay coberturas y elementos destructibles, algunos con jugosos premios,puntos de guardado, zonas altas desde la que tener una mayor visión y atacar sin ser vistos a puntos débiles o incluso no poder ser alcanzados; varios caminos por los que afrontar la pantalla. Además, como cada personaje tiene habilidades y ataques propios -principal y secundario-, podemos elegir el camino en función del personaje que controlemos. Que por cierto, podemos cambiar entre los integrantes de nuestro grupo en cualquier momento.

Lo malo viene cuando le toca atacar al bando contrario. Es desesperante. Acabar el turno le lleva su tiempo y ni siquiera se te permite mover la cámara para ver lo que está pasando a tu alrededor. Lo único, cambiar a la perspectiva de cada miembro, sin más. Y a veces te toca esperar un buen rato para que los enemigos ni se muevan. Un sin sentido. De todos modos, no todo relacionado con los enemigos es malo. Si vamos a lo loco y sin meditar lo que hacemos, saldremos malparados y puede que caigamos en alguna que otra emboscada. Es más, según lo bien que juegues, el premio a final de fase será mayor. Ese premio no es otra cosa que unas monedas, que también aparecen por los escenarios, y que nos permiten acceder a mejor equipamiento o curarnos en los puntos de guardado.

Codename S.T.E.A.M es un juego feo, horrible, difícilmente consiga vender solo por su apartado visual. Pero detrás de esa superficie complicada de mirar se esconde un sistema de juego con posibilidades. Insto a todos los fans de Intelligent Systems y de los T-RPG, a probar la demo. En unos meses saldremos de dudas definitivamente. ¿Tendrá una historia que atrape? ¿Se estancarán las mecánicas jugables y aburrirá? ¿Abraham Lincoln será un personaje controlable?

Comparte hijo de koopaTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *